Remove this ad

Lead

Dec 28 12 12:00 PM

Tags : :


Aprecio y felicidad en este nuevo y aparente espacio de centralizado llamado nuevo año 2013.

El lenguaje como instrumento de la mente, esta hecho por la mente, para la mente, si admito una causa, entonces lo indescriptible es la última causa y el mundo el efecto, provocando que la causalidad en la mente y la memoria entreguen la ilusión de una continuidad coherente e individual.


Las cosas acontecen  y tendemos a ver un lazo entre ellas. Entramos en este tiempo- espacio consciente como quien entrar a una habitación obscura, nada se ve, ni color, ni contornos, pero, al abrir la ventana (yo soy)  se inunda de luz, la ventana entrega luz, sin ser la fuente, aparecen colores y formas, objetivos y metas, esperanzas y proyectos, intenciones y búsquedas.


De igual modo la conciencia como la habitación se inunda de sensaciones, sentimientos,  pensamientos, e ideas, la existencia particular es provocada por la impresión de existir, en cambio Ser es paz silencio plenitud es plena totalidad. R.Malak

Quote    Reply   
Remove this ad
Remove this ad

#1 [url]

Jan 4 13 10:10 AM

Estimado r-malak:


Algunas preguntas relacionadas a la felicidad, la conciencia, la plenitud,  karma, el destino, la predestinación y muchos más términos similares.

“…No existen los eventos casuales, y no hay eventos o cosas que existan por y para sí mismos, en aislamiento. Los átomos que formaron tu cuerpo fueron forjados dentro de estrellas, y las causas de incluso el más pequeño evento son virtualmente infinitas y conectadas con la totalidad de maneras incomprensibles. Si quieres rastrear la causa de cualquier evento, tendrías que retroceder todo el camino hasta el comienzo de la creación. (Tomado de Eckhart Tolle, A New Earth, p.197. Traducción mía).

¿Quiere esto decir que mi pequeño “yo” fue programado para tener características especiales (personalidad, inteligencia, tendencies, configuración física) que condujeron la historia de mi vida hasta el punto donde “yo” estoy hoy?
Trataré de expresarlo en otras palabras:

¿Es correcto considerer que la vida humana es una especie de obra de teatro en la que “yo” tengo un papel específico escrito desde el momento mismo de la creación para envolverme en una actuación que es compartida por todas las personas, eventos, animales y cosas que entran en contacto “conmigo” durante mi vida?
El libreto supongo que no lo conozco, y yo solo tengo que ajustar mi conducta a las circunstancias que aparezcan, al Momento Presente, al Ahora. Si es así, el “público” (la Conciencia) aplaude cada vez que “yo” volteo la cara y guiño un ojo para indicar que estoy consciente de estar representando un papel y que si río, lloro, sufro, disfruto o expreso felicidad, estoy consciente de que todo esto no es más que una farsa?. ¿Es ésta una Buena forma de entender por qué se dice que el pequeño “yo” no existe? ¿Estoy en lo correcto?

TESTIGO To land in the Here and Now

Quote    Reply   

#2 [url]

Jan 4 13 11:02 AM

Estimad@s forer@s:

Las preguntas que hice para r-malak  resumen mis ideas, concepciones y dudas respecto a  la Conciencia, El yo, el destino, etc. Como puede verse en ellas, estoy tratando de encontrar seguridad, congruencia y estructura en lo que creo. Invito por eso a tod@s para que contribuyan con sus comentarios, para que podamos sacar algunas conclusiones.

Reciban muchos abrazos en el Ser.

TESTIGO To land in the Here and Now

Quote    Reply   

#3 [url]

Jan 9 13 5:35 PM

Estimado Testigo:


He comentado en otras ocasiones que la Realidad no puede ser conceptualizada. Si pudiéramos descubrir que el libre albedrío es ilusión, y que este “yo” por el cual me expreso es manejado por fuerzas de las que no tengo control, de todos modos, mi principal búsqueda sería intentar conocer esas fuerzas que me mueven.


Por tanto, precisemos: lo que somos no es inexistente, tampoco es inconsciente, y el sufrimiento no afecta a eso que somos. Adelantemos, además, que lo que importa es que hay una verdad, y esa verdad es la que experimentamos, en lo que vemos y sentimos a cada momento de nuestra vida, presenciando en el presente activo.

Conveniente es preguntar y descubrir quiénes somos, si es cierto que somos eso que suponemos que es libre o condicionado, y echar una mirada minuciosa a nuestra posición, cualquiera que sea la verdad, la cual nos permitirá reconocer el laberinto en el cual estamos sumergidos.

 

Por tanto la pregunta necesaria es ¿qué somos?: ¿cuerpo, mente, emoción, o un coctel de todas ellas? Esta identidad, la cual llamamos persona, es una expresión temporal, un instrumento de manifestación de la conciencia. Quizás es mejor decir que, como expresión individual, somos conciencia centralizada. Ahora, si nos apegamos a vernos como una forma y una identidad que se mueve en el plano del Hacer (tiempo-espacio), quedaremos atrapados por todas las influencias y fuerzas que controlan la forma y la identidad, quedando expuestos a todas la vicisitudes de las expresiones vivas. En cambio, cuando realizamos que eso es solo una ilusión, todas las limitaciones o condicionamientos se diluyen.

 

Recogiendo antecedentes de la historia, como expresión y manifestación, el hombre ha conquistado muchas de las cosas que él temía y ahora controla casi todas las cosas vivientes. Esta comprensión alejó el temor de quedar expuesto a los elementos, lo que le permitió ejercer supremacía por el ejercicio de su propia mente, esa expresión de la conciencia que está diseñada para manejar el espacio tiempo, que, con su habilidad de razonar y pensar, lo convirtió hasta ahora en maestro su ambiente. Considerando obviamente ciertas limitaciones.


 Es natural que dadas las circunstancias del ambiente seguimos respondiendo a un programa de procesamiento diseñado. La duda es ¿hasta qué grado somos libres y hasta qué punto las cualidades y acciones y pensamientos están libres o determinados por fuerzas que están más allá de nuestro manejo?  Hemos transformado el ambiente donde vivimos, algunas veces constructiva y otras destructivamente. Los ecologistas dicen que si se deja a la naturaleza sin intervenirla, esta funcionará armónicamente. El sol sale cada día, las lluvias caen, etc. La naturaleza no persigue un fin intencional, ella funciona de acuerdo a las leyes que la equilibran.

 

Vivir en este plano no es hostil o indiferente, estamos inmersos, ya sea como forma, o como el Sí mismo. Cuando entendemos que no somos la forma, los sufrimientos desaparecen por sí solos, por tanto el principal objetivo apunta a librarnos de la idea de que somos limitados. Precisando que ya apegados a la forma, lo que puede ser bueno para unos puede ser desastroso para otros.

 

El principal objetivo de investigación es saber qué somos y por qué este cuerpo tiene limitaciones y fortalezas. Si creemos o no en nuestra individualidad y libre albedrío, no nos ayuda a comprender realmente lo que somos. Se sabe que no hacer nada es la peor de las elecciones. Podemos tomar conciencia mientras aprendemos. La traba consiste en creer que somos los hacedores de las acciones y se agrava cuando nos apegamos a los resultados de ellas. Desde que se nace como persona, no se es, ni se puede llegar a ser, completamente libre, quiero decir que no se puede hacer nada respecto a ciertas condiciones de nuestro nacimiento. No tenemos una opción respecto a quienes son nuestros padres, cuál es nuestra raza, de qué país será nuestro origen y otra serie de condiciones.

 

Ahora, reconociendo que somos Si mismo, o dicho de otro modo, Ser que es Todo, que siempre hemos sido Uno sin segundo y nunca ha habido un principio, la comprensión de lo que es se presenta fuerte y evidente. 

Hay muchísima confusión, por ejemplo algunas personas pretenden aceptar que hay dos estados: uno, el de la ausencia y el otro, el de la presencia o existencia, de ese modo la gente intenta conciliar estos dos estados, suponiendo que las cosas habrían emergido  como un modo fenoménico de la nada. El problema es que esa nada también tendría una cualidad, o sea, una existencia propia, de allí que digo que de la nada no puede venir algo y el Ser nunca ha tenido principio, es todo, aunque digan los libros sagrados de las religiones que la creación salió de la nada o del caos.


 Como si el caos fuera un estado de nada. Si existe, esa clase de estado sería una Realidad.

Por otro lado, el libre albedrío aparece como una libertad para hacer uso de los talentos, o para desechar lo que uno podría ejecutar bajo ciertas condiciones, lo que es distinto a prepararse para enfrentar las condiciones adversas. Esas son las cualidades de uso de la inteligencia, más que una libertad o triunfo. Vivir la vida plenamente y enfrentarnos a decisiones erróneas o selecciones equivocadas está dentro del proceso de vivir y del uso de la inteligencia. De ese modo aprendemos, conforme aprendemos cometeremos menos errores. Al experimentar menos errores, lentamente la conciencia centralizada se abre a estar atenta a posibles fuerzas exteriores inamistosas que constantemente podrían sumergirnos en el sufrimiento e infortunio.

No somos esclavos, Sí mismo, uno sin segundo, no admite esclavitud, y podemos regresar la mente a su fuente, que es la conciencia esencial. Ahora, como personas moviéndonos en la conciencia como continente provocaremos acciones, si ellas producen desarmonías e intolerancias, tendremos que afrontar las situaciones venidas de tales acciones y de sus consecuencias.

 

Nota: por lo general no hago comentario de la forma que tienen distintos autores de ver las cosas, por tanto me excuso de referirme a lo que dijo el Sr. E. Tolle.  Atte. R.Malak

Quote    Reply   

#4 [url]

Jan 14 13 12:04 PM

 "Esta identidad, la cual llamamos persona, es una expresión temporal, un instrumento de manifestación de la conciencia."

En este punto, estimado R-Malak, estamos totalmente de acuerdo. Esta identidad, este cuerpo, aparentemente real y total es una especie de disfraz temporal que la Conciencia necesita para su expresión. Es aquí donde me atrevo a preguntar entonces si es correcta mi concepción de la personalidad y del rol que representamos como una expresión ficticia sobre las tablas del escenario de la vida. Es aquí donde inserto la pregunta de si no estoy errado al decir que para hacer parte de la Verdad debemos ante todo ser conscientes de que tan solo tenemos que "seguir el juego" a algo que está predeterminado, preestablecido, representando un papel cuyo guiión nos es desconocido pero que tiene una función dentro de la estructura cósmica a la que pertenecemos como formas materiales.

"...cuando realizamos que eso es solo una ilusión, todas las limitaciones o condicionamientos se diluyen... Vivir la vida plenamente yenfrentarnos a decisiones erróneas o selecciones equivocadas está dentro del proceso de vivir y del uso de la inteligencia. De ese modo aprendemos, conforme aprendemos cometeremos menos errores."

¿Estás hablando de un proceso evolutivo en el que a medida que experimentamos y aprendemos escalamos a niveles superiores de éste en el que ahora nos movemos? 
Te agradfecería mucho si pudieras extenderte un poco y explicar a qué te refieres con esto.
 
"Nota:por lo general no hago comentario de la forma que tienen distintos autores dever las cosas,"

A diferencia de ti, yo no ceso de investigar la manera que tienen diferentes autores de concebir las mismas cosas. Es en mí un hábito inveterado que por más de 50 años he practicado. Naturalmente que este método tiene el inconveniente de hacer que al llegar a los cruces de caminos opte por disyuntivas que quizás me lleven por senderos inesperados en los que me encuentro de repente con que tengo que comenzar casi desde cero al deducir que lo elegido no me conducía a un lugar adecuado. La verdad es que aunque ahoraa sé hacia dónde debo ir, encuentro que hay diferentes senderos que conducen allí, y me parece que vale la pena dar una ojeada explorativa a los más próximos y por los que han caminado autores y maestros. 
Atentamente.

 

TESTIGO To land in the Here and Now

Quote    Reply   

#5 [url]

Jan 15 13 8:30 PM



Estimado Testigo:


Es apreciable que puedas investigar a los distintos autores, es cierto que vale la pena explorar sus rutas y su caminar, mi reflexión apunta a no hacer comentarios acerca de sus modos y métodos de caminar, por tanto valido la investigación con la precaución de considerar el tiempo en que se dieron, el lugar y el contexto en que expusieron esas enseñanzas, además de verificar con cuidado las traducciones, que sean lo más apropiadas.


 

Respecto al otro punto que señalas indicaré que considero tener en cuenta:


En la conciencia, al centralizarse, se observan tres características: una cantidad de deudas o semillas acumuladas, ya sea por herencia familiar o personal; lo segundo es la experiencia o acción práctica que tiene que cumplirse en este intervalo presente, si quieres, a esa característica la podemos conocer como determinismo y algunos le llaman destino; y la tercera son las deudas o semillas que recogemos en este intervalo de conciencia, que si no se alcanzan a cumplir, quedan para que sean cumplidas posteriormente, por la misma conciencia. 


A eso le sumamos que cada nueva forma viene con una potencia antes de nacer, la que permanece durante el intervalo de vida fenoménica con el objetivo de cumplir ciertos fines o propósitos determinados a sí mismo, siendo el nacimiento la oportunidad de cumplirse. Mientras se está filtrando la comprensión por medio de la mente, estamos sosteniendo tanto el pasado como el futuro. Así es como la mente produce todo determinismo, sufrimiento y limitaciones, de lo cual hay liberación solo en el presente activo, donde la conciencia esencial despliega toda su visión en profunda paz y aceptación. Considera que lo que percibimos es movimiento en la conciencia, percibido con autoconciencia de sí mismo, como unidad no dividida, su movimiento es considerando lo fenoménico y su ausencia de ello es lo indescriptible que no se mueve, distinciones aparentes como conceptos no reales.


Ante si mismo, todo se presenta en la conciencia, como observadores a través de la mente damos sentido al tiempo y el espacio, como una pantalla sobre la cual todo es proyectado: imágenes que se mueven como en una película de cine. Hay sólo una conciencia, aunque se mencionan distintas, como conciencia centralizada o manifestada, conciencia de cuerpo, conciencia de sí mismo, todas esas clasificaciones son sus aspectos. Ella no tiene partes separadas. Por otro lado, el pensamiento, se incluye en el movimiento.


Una semilla en un terreno fértil, crece, forma raíz, tallo, flor y frutos. Un árbol crece y no puede sino crecer, el fuego arde sin poder evitarlo si tiene combustible, comburente y llama, de un manzano se esperan manzanas. Un tigre muestra su naturaleza de ser tigre y un águila volar y ser depredador como el tigre. De igual modo, las personas responden a las condiciones del lugar donde nacen, a la influencia del tipo de alimento que comen, al lenguaje que hablan. En relación a la calidad del ambiente hogareño y la educación, en dichos asuntos no se tuvo libertad para escoger cuando se era niño.


 

Hasta que se acercan a la edad adulta, que es cuando se puede tomar decisiones más importantes. Los que pueden, escogen una profesión para su vida o después se cambian a una distinta. Deciden o son impulsados a seguir una religión o un estilo de vida, o pueden cambiar de opinión. Pueden buscar dónde vivir y con quién se van a casar, del modo como se visten, etc. En esos procesos es en los que se tiene una relativa libertad, o aparente libertad, o dicho de otro modo, un control limitado.


Eso es en cuanto a la persona o la conciencia centralizada que aparece como si tuviera libertad de elegir con quién y cómo vivir. En cambio, si realizamos el sí mismo, descubrimos que las acciones de la conciencia centralizada se realizan por sí solas y se conseguirán iguales resultados que si la persona insistentemente está preocupada por ellos. Lo esencial en uno mismo cumplirá las acciones que se tienen que realizar. Atentamente R.Malak


Quote    Reply   
Add Reply

Quick Reply

bbcode help